Para el control de erosión, utilizamos productos y técnicas amigables con el medio ambiente, las cuales garantizan excelentes resultados en la recomposición de áreas degradadas.

El control de la erosión varía según dificultad del terreno. Por ende, no es posible elegir soluciones únicas o generales.

El control de la erosión es fundamental para minimizar la separación del suelo y la producción de sedimento.

Los tipos de erosión son diversos, los más comunes comprenden la erosión por el viento, por gotas de lluvia, laminar, por afloramiento de agua, entre otros.

Las tecnologías empleadas para el control de la erosión han variado significativamente en la última década.

El problema puede ser resuelto empleando materiales, tanto orgánicos como sintéticos, con propiedades específicas, las cuales deben tenerse en cuenta para alcanzar el rendimiento adecuado.

Para conocer más acerca de nuestro servicio de Control de Erosión, lea los documentos adjuntos: