Ofrecemos soluciones para el control de polvo tanto en vías como en taludes y zonas aledañas, reduciendo así, el impacto ambiental generado por las partículas de suelo que se encuentran en suspensión en el aire.

El control de polvo se logra por medio de la aplicación de productos especiales, los cuales capturan el polvo en suspensión y controlan la emisión del material particulado en las vías sin pavimentar.

Mediante la aplicación de los productos (no tóxicos y biodegradables) se genera la estabilización y resistencia del terreno al tráfico pesado, la resistencia a la sequedad aumenta, se facilita la compactación y mejora la humectación del terreno.